click para buscar
Buenos Hábitos

RSS
- La base para una vida saludable
- Los hábitos que mantienen o aumentan el sobrepeso

La base para una vida saludable

La base de un buen estilo de vida es relativamente simple. Sucede que no estamos acostumbrados (gracias a influencias de nuestro entorno) a tener los hábitos correctos y a evitar los malos hábitos, y por costumbre solemos preocuparnos por las cosas una vez que nos causan algún tipo de daño, cuando en realidad deberíamos preocuparnos por prevenir los problemas manteniendo hábitos saludables.
Los ingredientes necesarios para disponer de salud, bienestar y longevidad, están (por suerte) al alcance de todos. La base del bienestar consiste en:
Una dieta balanceada Beber suficiente agua Realizar ejercicios físicos con moderación Los nutrientes son los ladrillos que construyen nuestro bienestar, los elementos que nuestras células usan para mantenerse. Infelizmente el sistema de producción de alimentos actual no esta centrado en proveer alimentos sanos, sino que gracias al capitalismo, está centrado en la producción en masa y en el consumo. Por esta razón, la mayoría de los alimentos que consumimos nos brindan un gran exceso de elementos como grasas, azúcares, sal, y otros, mientras que al mismo tiempo no contienen la cantidad de nutrientes que necesita nuestro cuerpo.
Para completar este proceso de excesos y deficiencias, además de recibir una cantidad ínfima de nutrientes, tampoco proveemos a nuestro cuerpo con la cantidad necesaria de agua, optando muchas veces por otros líquidos que aumentan nuestros excesos. El agua es de vital importancia en nuestra biología. Nuestro cuerpo, que esta compuesto en su mayor parte de agua, usa este elemento para limpiarse interna y externamente, controlar su temperatura, y gracias a esta limpieza se permite una mayor absorción de los nutrientes.
Hoy en día podemos ver en parques a personas con gran sobrepeso tratando de quemar esas calorías extras, y eso es un tema al que vamos a dedicar artículos enteros.
[Arriba]

Los hábitos que mantienen o aumentan el sobrepeso

Existen una serie de hábitos muy comunes entre las personas que no suelen alimentarse correctamente, que favorecen el acúmulo en forma de grasa de los excesos que hay en la comida y que pueden llevar al sobrepeso y a la obesidad.
Estos hábitos han sido adquiridos debido a la gran influencia que incurre la sociedad sobre nuestra vida diaria, incluyendo nuestra alimentación. Veamos cuales son los más comunes.
Las porciones grandes: esta comprobado que el simple hecho de usar platos o vasos más pequeños nos lleva a comer menos, y por supuesto que lo inverso también es verdad. Consumir porciones grandes es una manera sutil de aumentar la cantidad acumulada de comida que llevamos a nuestro cuerpo día a día, ya que no compensaremos esas mayores porciones sirviendo menos comida o repitiendo menos veces. Es importante ser conciente de esto ya que podría ser de gran impacto en la cantidad de excesos que ingerimos el simple hecho de regular la cantidad que comemos a ojo en vez de depender del tamaño del plato.
Comprar comida preparada: el consumo de comida ya preparada ha aumentado significativamente en las últimas décadas. La razón es en parte el ritmo de vida acelerado, que nos obliga a invertir menos tiempo en las comidas y eso nos lleva a veces a preferir una comida ya preparada (como la comida rápida) antes que preparar un plato balanceado en nutrientes nosotros mismos. Otra de las razones es la falta de educación nutricional. La gran mayoría de las personas no sabe en ningun nivel de detalle que cantidad de calorías y nutrientes está consumiendo o cuales son los alimentos que componen una comida sana, y esta dificultad causada por la complejidad del tema nos lleva a preferir la comida rápida o preparada. El problema está en que este tipo de comidas tienden a contener gran cantidad de excesos y una cantidad mínima de nutrientes, ya que son preparados con el propósito de dar el mejor sabor, y por eso se preparan con elementos que no se encontrarían en una alimentación balanceada.
Consumir gaseosas en lugar de agua: el agua ha sido reemplazada progresivamente por las gaseosas, jugos y demás bebidas, y esto influye directamente en nuestra dieta. En primer lugar, el cuerpo humano, compuesto mayormente de agua, la necesita para la creación de nuevos fluidos, para regular su temperatura, y para su limpieza interna. Al consumir mucha agua se eliminan toxinas con mas frecuencia y al mantener limpio el cuerpo se absorven mejor los nutrientes de los alimentos. Por otro lado estamos también reemplazando los minerales del agua mineral por azúcares, sales y demás contenidos en gran cantidad en las gaseosas, lo que lleva a aumentar las calorías de nuestra dieta aún más.
Consumir alimentos diet o light: existe un gran malentendido con respecto a este tipo de productos. Esto se debe a que se toman como la salida fácil para resolver el problema del exceso de calorías, azúcares y grasas, pero en realidad muchos usuarios de estos productos no examinan las etiquetas y suelen dar por sentado que todos contienen poco o nada de estos componentes, cuando en realidad no siempre es así. Por ejemplo, alimentos que dicen no contener azúcar, algunas veces contienen mayor cantidad de calorías. Debemos tener el cuidado de examinar las etiquetas para asegurarnos de estar alimentandonos correctamente.
Sin duda mantener buenos hábitos en la alimentación es el factor principal para prevenir el sobrepeso, la obesidad y la gran gama de problemas que estos generan. Revise su forma de alimentarse activamente, ya que sólo con un interés activo en su alimentación podrá alimentarse de forma saludable.
[Arriba]